Miami

Miami

Depósito de novedades sobre Miami. Parte del primer capítulo está acá, en un anticipo de ADN.

——–

Marzo 27. “La ciudad de los nuevos ricos”. Reseña en Ñ, de Clarín.
Marzo 12. Miami y su complejo de inferioridad. Entevista de PZ en el blog de Eterna Cadencia.
Febrero 28.
Entrevista de Nacho Pereyra para el diario Rio Negro.
Febrero 27. Entrevista de Silvina Friera para Página/12. Miami es un castillo de naipes.
Febrero 21. “La crónica debe ser masiva”. Entrevista-nota de Alejandro Bellotti en Perfil.
Febrero 18. “Vivir en Miami es participar de una realidad un tanto efímera”. Entrevista en Clarín.
Febrero 15. Muy buena entrevista-nota de Javier Sinay en Crítica.
Febrero 14. Entrevista por radio (con voz de dormido) en el programa Sólo por hoy, de FM Millenium.
Febrero 12. Reseña de Miami en el blog Sobre Libros.
Febrero 11. Nota en Télam, la agencia de noticias estatal argentina. Versiones de esta nota fueron republicadas en algunos diarios regionales.

Enero 30. Anticipo de Miami en ADN Cultura, el suplemento de La Nación. Una buena manera de leer las primeras cuatro páginas del libro.
Enero 21.
Minientrevista en eBlog.

——–

Miami: turistas, colonos y aventureros en la última frontera de América Latina sale a la venta en febrero de 2010 en Argentina y adyacencias. Pego a continuación el texto de la contratapa. Con el tiempo iré sumando críticas y novedades sobre el libro:

“Miami es la historia de una ciudad insegura y brutal, autodestructiva y fascinante, que hace mucho tiempo está buscando una piel donde sentirse cómoda. También es la historia de los prejuicios de su autor, que durante años ignoró a Miami y después descubrió, sorprendido y humillado, una ciudad con jugo y mordiente, mucho más interesante que la famosa trinidad –playa, shopping , anticastrismo– a la que él y buena parte de América Latina la habían condenado.

Después de un año y media docena de viajes, Hernán Iglesias Illa ha descubierto una Miami donde todavía hay playa, shopping y anticastrismo, pero donde las historias más urgentes y musculares transcurren en otro lado, en los suburbios del oeste y en los rascacielos de Brickell en los que cientos de miles de inmigrantes latinoamericanos le cambian la cara y el acento y la química a la ciudad. En Miami ya están los venezolanos, recién llegados; los colombianos, mimetizados con el paisaje; los argentinos, nunca convencidos de su propio exilio; los nicaragüenses, invisibles. Y, por supuesto, están los cubanos, con su propia crisis, envueltos en una inédita renovación generacional y política que dentro de no muchos años posiblemente cambiará el clima y el talante de Miami.

Desde mediados de los años 90, Miami se ha transformado y ha crecido en dos direcciones, aunque sin influencia cubana. Una de esas direcciones es la de su nueva sofisticación global, la que disfruta de Art Basel y del renacimiento de South Beach; la otra es la de los colonos latinoamericanos que le están devolviendo aquella mística de trabajo duro y ascenso social que los cubanos le habían inyectado en los años 60 y 70. Esa Miami fue la Miami moral de la Guerra Fría. Esta Miami de la globalización, amoral e impredecible, seguirá siendo cubana si los cubanos se atreven a compartirla.

Navegando con soltura y vigor narrativo entre la crónica, el ensayo y el diario de viaje, Iglesias Illa ha pintado un retrato apasionante, múltiple y por momentos conmovedor de una ciudad en transición, que parece estar siempre a mitad de camino y siempre al límite, como una ciudad de frontera, vibrante y efímera, hospitalaria y vacilante.”

Advertisements

Comments are closed.