Entre Brooklyn y Seacaucus | TP

Escribo esto mientras empieza el partido entre Argentina y Estados Unidos en las semifinales del basquet en los Juegos Olímpicos. Acá estoy, otra vez invirtiendo emociones y estado de ánimo en el resultado de unos muchachos vestidos de celeste y blanco. Lo bueno de hoy es que tienen tan pocas chances de ganar que no hay expectativas: en el deporte, como en la política y la vida, las expectativas son un asunto tramposo y que necesitan gestión fina; si las subimos demasiado y no se cumplen, cunde la decepción; podemos bajarlas al subterráneo, sin esperar nada de nadie ni nada de nada, pero quién quiere vivir así. Me gustó esto que leí ayer en El País sobre los Juegos:

La dimensión alcanzada por Bolt le permite discutir gramo por gramo con Michael Phelps por el reinado de unos Juegos que ambos han situado ya entre los más relevantes jamás celebrados, unos Juegos de un valor deportivo incalculable. Por tierra y mar, en Pekín se han graduado dos iconos olímpicos de por vida, dos héroes en las dos disciplinas por excelencia, el atletismo y la natación. Si Phelps ha liderado una progresión jamás conocida en la natación, donde los récords se suceden de forma fascinante y vertiginosa –25 sellados en el Cubo de Pekín–, a Bolt, si no hay sobresaltos inesperados, le corresponde ventilar un deporte que había perdido toda su credibilidad por las numerosas tramas de dopaje destapadas en los últimos tiempos.

Esto también, y sobre todo, es periodismo de deportes: no llegar a China y arrancar con las conclusiones político-sociológicas ni glosar sin parar los triunfos de los compatriotas. Hay un sabor, un talante específico, de los deportes olímpicos, que leo poco en las coberturas porteñas de los juegos.
Anoche volví muy cansado, después de más de 15 horas fuera de casa. Estaba desacostumbrado a este tipo de jornadas activas, trabajadoras y enérgicas; las consecuencias son terribles: me duelen los pies y siento que necesito un día entero de baja intensidad para recuperarme del ajetreo.

[ El resto, acá. ]

Advertisements

Comments are closed.