En el video, el que habla es un guía de montaña argentino llamado Gustavo Lisi. Está en la cima del Everest, un mediodía de hace casi cuatro años. Al final del video, saluda a otro que viene llegando: "¡Ahí viene mi amigo Nils!", dice muy contento.

A Nils Antezana, un médico gringo-boliviano que había contratado a Lisi para que lo lleve al techo del Everest, le quedan pocos minutos de vida. Se va a morir bajando, quinientos metros más abajo de la cumbre. Y según esta crítica aparecida ayer en el New York Times sobre este libro acerca de la comercialización de los viajes al Everest, Lisi lo dejó ahí a su cliente, exhausto y al borde de la muerte, y después bajó rápido al refugio para postear en su página web: "¡¡¡Cumbre!!! ¡¡¡Gustavo Lisi ha conquistado el Everest!!!". El artículo dice que Lisi (ésta es su página web personal) es un conocido "scoundrel" del mundo del alpinismo. La mejor traducción de scoundrel al castellano no es "sinvergüenza" o "canalla", las que figuran en el diccionario, sino una que los argentinos conocemos bien: chanta. Tres años antes, Lisi había se había quedado cerca de la cumbre, sin poder alcanzarla, pero después le robó un rollo de fotos a su cliente, un español, para volver a Argentina y decir que el que figuraba en las fotos era él.

El honor patriótico, insólitamente, quedó compensado enseguida con el auxilio de dos hermanos gemelos nacidos y criados en Puerto Madryn, Willie y Damián Benegas, que hicieron lo posible por rescatar a Antezana y son dos tipos aparentemente muy queridos en el ambiente. Lisi dio sus expliaciones en Clarín, en una nota de mayo de 2004.

Una gran historia. Duelo de argentinos, uno malvado y otro bondadoso, en el techo del mundo. Señores editores de revistas: sólo necesito un guiño para ponerme a investigarla.

Advertisements
3 comments
  1. Niclas said:

    Recomiendo Into Thin Air, el libro de Jon Krakauer que cuenta uno de los ascensos fallidos (8 muertos, creo) al Everest en 1996. El contexto del accidente es la comercializacion de las expediciones a la cima y la presion por hacer subir a los clientes a los cuales les cobran US$ 30,000 por viaje.
    El hecho fue captado por las camaras de la expedicion que estaba filmando ‘Everest” en version Imax y es parte del DVD…bastante dramatico, por cierto…
    El libro es excepcional y no podes para de leerlo

  2. AEZ said:

    Cibermanera de vender una nota. Coincido: es una gran historia. Ahora, ojo a ver si te la afanan… Viste cómo es.
    Saludos.

  3. pp said:

    chaval, hacela para Brando. Nico está de viaje,pero yo, como jefe de redacción honorario (?), te digo que está buena. En Critica pagamos poco…