Había dejado de publicar acá las reseñas y notas sobre el libro, después de que el detector de autobombo hiciera sonar (tarde, ya lo sé) su sirena vergonzosa. Pero Clarín es Clarín. Salió una crítica el domingo (ayer) en el suplemento iEco y quedó entreverada entre dos páginas. La primera es ésta y la segunda es ésta.

Advertisements
1 comment
  1. mariano lopez said:

    Que mal……
    La gente del canal te recuerda con alegria y vos no nos das ni una misera linea, ni nos nombras….
    Que verguenza, de la canchita de chacabuco a las grandes ligas….
    Un abrazo grande.
    Pd No me olvido cuando en madrid nos tapabamos las zapatillas con las camperas paar entrar en los boliches