Mean Joe Maradona | Archivo NYT

La primera mención de Diego Maradona en el New York Times, como puse el otro día, fue el 7 de junio de 1979, en la crónica de un partido que el famoso Cosmos, ya sin Pelé, perdió 1-0 contra la selección argentina, en el estadio de los Giants, en Nueva Jersey, con un gol de Passarella casi sobre la hora. Clickear acá para ver un pdf del artículo.

La crónica la escribió Alex Yannis, un tipo que trabajó más de 30 años en el NYT cubriendo casi solamente fútbol y hockey sobre hielo. La nota, como todavía es habitual en los diarios gringos, comentaba el partido pero también incluía otras cosas, como las declaraciones posteriores y, en este caso, un mini-perfil del nuevo director de fútbol del Cosmos, un brasileño.

Me gusta, y casi me enternece, cómo Yannis describe en un momento el partido, con la torpeza y la falta de potrero habituales en Estados Unidos pero también con una seriedad y una atención por el detalle que a veces dejamos olvidados los países más futboleros. Dice Yannis en el cuarto párrafo:

Con pases cortos, secos y precisos, los argentinos dominaron casi todo el partido, sobre todo en la segunda parte, cuando el 70% del tiempo se jugó en el campo del Cosmos.

No es gran cosa, pero me gustó lo de los pases, que en inglés suenan mejor: "short, crisp and accurate". La mención a Maradona llega al final, en el último párrafo, y no podría ser más desapasionada e informativa.

Con la excepción de Mario Kempes, Argentina alineó a todos los jugadores que le dieron su primer campeonato mundial, el 25 de junio pasado. Kempes estaba en España con su club, el Valencia. Su lugar fue ocupado por Diego Maradona, de 18 años.

Un dato gracioso de la crónica es la mención a Antonio Carbognani, o "Tony Carbognani", un argentino que jugó ese día para el Cosmos, de volante central, por iniciativa del nuevo técnico. Acá hay una divertida entrevista a Carbognani, en una página de hinchas del club San Telmo, con el que el mediocampista jugó en Primera B, consiguió el ascenso y después jugó en Primera División, en la única temporada (1975) del equipo en primera. Carbognani todavía vive en Estados Unidos.

Las siguientes menciones al Diego en el NYT fueron medio aburridas, con el poco interés habitual del diario por el fútbol. Me sorprendió, sin embargo, y me deprimió, leer una nota, durante el Mundial de España 1982, en la que se derribaba uno de los relatos más potentes de mi infancia: el legendario comercial de Coca-Cola en el que Diego le regala su camiseta a un pibito después de tomarle toda su coca (link a YouTube). Para mí, el comercial era mítico porque siempre pensé que era original y argentino y además porque fundaba el mito del "Diego bueno", no sólo gran futbolista sino también ángel y buen tipo. Bueno, aparentemente, un comercial igual ya había salido en Estados Unidos, con un tal Joe Greene (link a YouTube) como protagonista. No sólo eso: en Brasil lo hicieron con Zico (YouTube, ver desde el minuto 1:01) y en ¡Tailandia! con un chabón llamado Niwat. En fin. Pego la nota entera debajo, porque no se puede linkear (está protegida). Igual es bastante corta. El título es "Mean Joe Maradona" y está firmada por Mike Katz y Lawrie Mifflin:

The commercial featuring Mean Joe Greene and the boy giving his
bottle of Coca-Cola to Greene became an instant advertising classic and
went on to win many awards.

Now the commerical has gone international.

Those
watching the World Cup soccer tournament over the Spanish International
Network on Channel 41 have seen the commercial showing the gloomy
tunnel and an athlete turning around as the boy calls to him and offers
the Coke – except that the athlete isn’t Mean Joe Greene. He’s Diego
Maradona of the Argentine national team, the 20-year-old midfielder who
is a national hero.

In Spanish, the youngster says, ”Diego, I
want to tell you something. For me, you’re the greatest. Do you want my
Coke?” Maradona shakes his head. The boy says, ”Seriously, you can
have it.” Maradona relents, guzzles the bottle of cola, then turns to
see the boy trudging away, crushed that Maradona didn’t speak to him.
”Eh, pibe,” says Maradona, using the Argentine slang for ”kid.”

He
tosses his jersey; the boy catches it, then looks up wide-eyed and
says, ”Gracias, campeon” -thanks, champion. ”We showed the original
commercial around to our international clients,” said Marcio Moreira,
creative director on the Coca-Cola USA account for McCann-Erickson
International, the foreign division of the ad agency that developed the
original commercial. ”And they all loved the idea, but they had no
idea who Mean Joe Greene was. So we proposed using their own national
sports heroes.”

Mr. Moreira said there was also a Brazilian
version, done in Portuguese and featuring Zico, the star forward for
the Brazilian national soccer team, and a Thai version, featuring a
soccer player known as Niwat. ”Around the office, we affectionately
refer to them as Mean Joe Maradona, Mean Joe Zico and Mean Joe Niwat,”
said Mr. Moreira.

Grrrrr. Además son todos exactamente iguales. Diego dice "Pibe", Mean Joe Greene dice "Hey, Kid" y Zico dice "Hey, Garoto". Si mi obsesión con el archivo del NYT sobrevive, prometo más desempolves.

Advertisements
2 comments
  1. Mario Benechi said:

    Hernán:
    Feliz 2008… ¿Cómo va la vida? Te escribo para decirte que hoy vos y Golden Boys ocupan el informe del día de http://www.clarin.com.
    Espero que podamos vernos pronto en Baires
    Abrazo
    Mario

  2. eBlog said:

    como dato inservible o “de color” te cuento que aquel partido del equipo de Menotti frente al Cosmos, fue el último de una gran gira que consagró internacionalmente a Diego, meses antes del mundial juvenil de japón. En un partido frente a Escocia, el Diego metió un golazo, el primero con la celeste y blanca en “la mayor”.
    Y ese partido se jugó sobre césped sintético y con zapatillas! Ya el Diego, con 18 años, se permitió hacer chistes al respecto después del partido como dando a entender que los yanquees no sabían nada de fútbol.
    el gol, creo, lo metió Passarella.
    abrazo