2 comments
  1. El otro día vi al patético Fierita (¡enviado especial de alguien en el Mundial!) haciendo gala de su viveza criolla e intercambiando su camiseta argentina “comprada en Once” por una de la selección serbio-montenegrina de primera calidad.
    No solo lo hizo, lo cual carece de ética, sino que además mostró entre risas como lo hacía como una genialidad que no solo es repetida y poco original, sino de pésimo gusto. Me dio vergüenza como argentino.
    Hoy encontré una ¿casualidad? muy buena sobre los campeones del Mundial. Está en este muy buen blog:
    http://www.pixelydixel.com/2006/06/3964-el-numero-del-mundial.html