Dos frases como tatuajes de Monolingua en los últimos días. La primera con respecto a los primeros noventa; SL todavía los tiene pegados a la piel:

el consentimiento se ligaba más bien a la tácita sensación de formar
parte de una sociedad que estaba siendo operada quirúrgicamente, puesto
que así lo precisaba, y que de esa operación saldría bien

La segunda, este presagio negro:

La cita de ayer me deja con algunas ideas. Una, que el día que Kirchner
caiga, la corporación política le va a caer encima de una manera que hará que las actuales
persecuciones políticas contra Menem o De la Rúa queden chiquitas. Las
avivadas adolescentes de K, las tocadas de huevos, van sembrando
tempestades.

Hierve Buenos Aires. Como casi siempre.

Comments are closed.