Hernanii en TP /5

TP en la venerable redacción del New York Times. Único medio. Caminamos
en silencio contra la pared, observando a los redactores del diario,
esos seres que se parecen tanto a nosotros –saco de corderoy, camisa
arrugada, pilas de papel inútil sobre el escritorio– pero ganan casi
todos arriba de 100.000 dólares anuales. Se supone que la redacción
está viviendo un momento de altísima tensión por la situación de Judith
Miller, a quien casi todos detestan, desde mucho antes del escándalo, y
el diario defiende con entusiasmo moderado: “La gente está muy
enojada”, nos dirá dentro de un rato Andrew Rosenthal, subdirector de
Opinión del diario. Pero por el momento no parece haber ninguna
tensión: los periodistas se enroscan sobre sus teléfonos, de vez en
cuando alguno suelta una carcajada, la mayoría se encorva sobre sus
monitores y se restrega los ojos a intervalos regulares, disimulando el
sueño o la pereza…

[ la versión completa, en Los Trabajos Prácticos ]

Comments are closed.